Un muñeco

on

El niño que fuera un muñeco bastante bien parecido y hecho con miles de capas de papel superpuestas, decidió sentarse a crear.

Ahora era un niño ordinario de carne y hueso, aunque no había perdido su elevado sentido de higiene y vanidad, era mucho menos ostentoso, los peines de marfil habían quedado atrás. Hoy es un muchacho ordinario con ganas de despertar en lugar de soñar.

Miles de hojas con trazos de historias guardaba en su cajón, algunas estaban terminadas, otras no, ninguna era de su satisfacción.

Pretendía escribir de burros contentos, pero son animales tercos

Intentó pensar en duendes y enanos, pero catorce son muchas manos

Ninguna idea le satisfacía, comenzaba a sentir una gran agonía

Pero no se rendiría tan fácilmente, la determinación siempre lo había hecho diferente

Originalmente había pensado en un gato, le pareció un interesante relato

Nada más que se distrajo por un rato y le puso los ojos al revés… tuvo que comenzar otra vez.

Advertisements

2 Comments Add yours

    1. lynyo says:

      😃😃😃👍

      Liked by 1 person

Leave a Reply to Pippo Bunorrotri Cancel reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s